Pizza vegana sin gluten: cómo hacer una pizza sin TACC, sin lácteos y sin huevos

pizza vegana sin gluten

¿Querés probar una receta de una pizza que, además de ser sin gluten, sea sin lactosa y sin huevos? entonces esta pizza vegana sin gluten te va a encantar.

Para prepararla se necesitan muy pocos ingredientes, pero podés agregarle lo que quieras para hacer esta pizza sin TACC mucho más sabrosa y completa.

Otra de las particularidades de esta masa es que no se hace con premezcla sin gluten comercial o casera, sino con una combinación de dos harinas que aportan sabor, aroma, textura, cuerpo y proteínas: la harina de garbanzos y la de trigo sarraceno. Si quisieras podés reemplazar estas harinas por premezcla u otra combinación de harinas sin gluten que te guste. Si querés saber qué es la premezcla, hacé click aquí.


DALE ME GUSTA


Pizza sin TACC, sin huevos, sin lácteos y sin complicaciones: pizza vegana fácil

Ingredientes para preparar una pizza vegana sin gluten

queso vegano sin tacc


Cómo preparar una pizza vegana sin gluten

Lo primero que tenés que hacer para preparar tu pizza vegana sin gluten es espumar la levadura junto con la cucharadita de azúcar y una parte del total de agua tibia. Vas a dejar reposar unos 5 o 10 minutos y vas a notar que comienza a formarse la «espuma» o «esponja» de levadura. Es importante que el agua que uses esté tibia y no demasiado caliente, sino puede que la levadura se arruine.

Es muy importante que prestes atención a la levadura y que, si ves que no crece, no la uses porque puede arruinar tu pizza. Si notás que la levadura no tuvo ningún cambio desde que la dejaste con el agua y con el azúcar, es posible que no esté en buenas condiciones, así que lo mejor es no usarla porque no va a tener el efecto que se busca en la masa.

Mientras la levadura espuma, en un recipiente vas a mezclar todos los secos: la harina de garbanzos, el trigo sarraceno y la sal. Cuando tengas bien integrado los secos, vas a hacer un hueco en centro y vas a agregar la levadura ya espumada, el aceite y el agua restante de a poco.

El resultado debe ser una masa pegajosa que no se puede trabajar con las manos. Si notas que tu masa está muy dura o firme, podés agregar más agua tibia hasta lograr la textura correcta.

Una vez que tengas la textura ideal, vas a aceitar una fuente o pizzera y vas a colocar tu masa para darle forma a tu pizza. Si querés podés humedecerte la punta de los dedos y hacer leve presión sobre la masa para esparcirla con cuidado.



Cuando tengas la masa ya en la pizzera o fuente para horno, vas a pincelar con puré de tomate y vas a llevar a fuerte (200ºC) por unos 15 minutos o hasta que haga «piso», es decir que la base se despegue de la fuente sin problemas. Si querés conocer más sobre temperaturas de horno, hacé clic aquí.

Una vez que notes que ya tenés cocida tu «prepizza» y que se doró en la base, la vas a sacar del horno y vas a colocar el puré de tomate y el queso vegano sin TACC. Si querés saber cómo hacer queso vegano sin gluten, hacé clic aquí.

Cuando tu pizza esté completa con todo lo que quieras agregar, vas a llevar nuevamente a honro por unos 5 o 10 minutos más.

Pasasdo ese tiempo, va podés sacar tu pizza vegana sin gluten y disfrutarla.



Recetas sin gluten

Sitio con recetas sin gluten fáciles explicadas paso a paso e información sobre ingredientes. En este espacio encontrarás recetas hechas por Alejandra de Soy Celíaco, No Extraterrestre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.